Hasta ahora no se transfiere el dinero donado en Japón a los damnificados en Perú

La Embajada y los consulados de Tokio y Nagoya tienen una cuenta bancaria única para recibir los aportes.

Los grupos e individuos de la comunidad peruana que realizaron sus actividades benéficas por los damnificados de las inundaciones y que eligieron la cuenta abierta en Japón por el Gobierno peruano para enviar sus donaciones se preguntan ¿qué ha sido del dinero entregado?

Fuentes oficiales dijeron a International Press que el dinero recaudado, y que debía ser enviado a INDECI, el Instituto Nacional de Defensa Civil del Perú, aún no ha sido remitido a su destino a pesar de la urgencia que aún viven los damnificados en las zonas afectadas.

En Japón, la Embajada y sus consulados generales del Perú abrieron una cuenta bancaria única que le tocó administrar al Consulado de Tokio.

Preguntado sobre el tema, el cónsul general Jorge Jallo Sandoval, informó que sólo está a la espera de instrucciones de la Secretaría General de la Cancillería Peruana para enviar las donaciones a INDECI.

La Secretaría General es la oficina gubernamental que ordenó a varios consulados peruanos en el mundo la apertura de cuentas bancarias a beneficio de los damnificados.

Se cree que esta oficina no ha dado instrucciones para el envío de las donaciones al Perú a la espera de reunir una mayor cantidad de dinero.

Hasta la semana pasada las donaciones en la cuenta única del Gobierno Peruano en Japón superaban los 10.000 dólares. Más de un tercio de esa cantidad fue aportada por peruanos, bolivianos y brasileños que fueron convocados por ASPEJA, la Asociación Peruana de Japón, a participar el pasado 26 de marzo en el torneo del mini fútbol “Nos la jugamos por el Perú” en Gifu.

A pesar que ese día cayó lluvia e hizo frío intenso, jugadores y público en general se hicieron presentes en el campo y ASPEJA pudo depositar un aporte de 411.400 yenes, unos 3.770 dólares al cambio del día.

Otros grupos de la comunidad peruana en Japón, en su mayoría formados por comerciantes y personas sin filiación alguna, realizaron más actividades benéficas en las últimas semanas cuya recaudación conjunta superó de largo los 10.000 dólares.

Todos ellos se abstuvieron de utilizar la cuenta única y ya hicieron la remesa de dinero directamente a instituciones religiosas, e incluso a entidades gubernamentales en Lima, para hacer llegar su ayuda lo más rápido posible.

Al cierre de este artículo, el corresponsal de International Press en Lima aguardaba (por el cambio de horario) la apertura de las oficinas en la Cancillería Peruana para conocer los motivos de la demora en la transferencia del dinero donado en Japón y confirmar si esto también ocurre en todos los países donde se han abierto cuentas bancarias por los damnificados de las inundaciones. (International Press)

 

Publicidad

1 Comentario

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


*