El Basque Culinary World Prize aspira a extenderse a Asia a través de Tokio

narisawa-yoshihiro.com

 

El Basque Culinary Center (BCC) presentó el miércoles en Tokio la segunda edición del Culinary World Prize, un premio destinado a chefs con “iniciativas transformadoras”, con el objetivo de atraer a candidatos del continente asiático a través de la capital nipona.

El centro culinario vasco eligió esta ciudad al tratarse de un “referente gastronómico” a nivel mundial y con vistas a tener más proyección y visibilidad en el resto de Asia, según explicó Joxe Mari Aizega, director del organismo, al presentar el premio en el prestigioso restaurante tokiota Narisawa.

El galardón se concede tras un proceso abierto de nominación de candidatos y está dirigido a cocineros cuyo trabajo hayan tenido un “impacto relevante más allá del terreno gastronómico”, en áreas como el empleo, la educación o el medio ambiente, señaló Aizega.

Por su parte, el chef nipón Yoshihiro Narisawa, considerado uno de los mejores cocineros de Asia y miembro del jurado internacional del premio, destacó “el poder transformador de la cocina” y su potencial para “contribuir a la solución de los numerosos desafíos sociales, medioambientales o económicos que afronta el mundo”.

Narisawa, cuyo establecimiento cuenta con dos estrellas Michelin y es número 18 en la lista de los 50 mejores restaurantes del mundo de 2017 que elabora la revista británica “Restaurant”, preparó para la ocasión un vistoso menú estacional con ingredientes inspirados en el “sakura” o temporada de los cerezos en flor.

Impulsado por el Basque Culinary Center y el Gobierno del País Vasco, el Basque Culinary World Prize está dotado con 100.000 euros (unos 105.000 dólares).

Para poder optar al galardón, los candidatos deben ser nominados por otro profesional activo del gremio gastronómico, es decir, por algún cocinero, restaurador, productor, escritor o periodista gastronómico, o por alguna institución del sector.

El proceso de presentación finaliza el 15 de mayo, y posteriormente un comité técnico seleccionará a una decena de candidatos antes de que el jurado internacional del BCC decida y anuncie al ganador en Ciudad de México el próximo 17 de julio, aunque la entrega oficial del premio será en Euskadi en el mes de octubre.

La primera edición del premio recayó el año pasado en la venezolana María Fernanda di Giacobbe por su proyecto en Venezuela Caco de Origen.

El consejo internacional del BCC está presidido por el chef Joan Roca y además del citado Narisawa incluye también a Gastón Acurio (Perú), Ferran Adrià (España), Alex Atala (Brasil), Dan Barber (EEUU), Heston Blumenthal (Inglaterra), Massimo Bottura (Italia), Michael Bras (Francia), Dominique Crenn (Francia), Enrique Olvera (México), René Redzepi (Dinamarca). (EFE)

 


Al por mayor: 080-3445-8423

Consúltenos ahora: 080-4126-3105


Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


*