Entre promociones y brindis, Tokio celebró el Día del Pisco Sour peruano

El embajador peruano, Elard Escala realizó brindis conmemorativos con el público japonés.

Restaurante El Cebichero en Meguro. El embajador Elard Escala, el consejero Mario Bustamante y el chef Hiro Taniguchi con clientes japoneses celebrando el Día del Pisco Sour. (Foto International Press)

Con copas de cortesía, promociones, lanzamientos de nuevos sabores y brindis conmemorativos que entusiasmaron al público japonés, restaurantes peruanos de Tokio celebraron ayer el Día del Pisco Sour, el famoso cóctel al quee Perú rinde homenaje nacional el primer sábado de febrero de cada año.

Populares restaurantes de cocina peruana en Tokio como Bépocah, Aldo, Huanchaco y el recién inaugurado El Cebichero, a los que se sumó Lima de Antaño de Tochigi, vivieron un ambiente especial que contó con la participación del embajador del Perú en Japón, Elard Escala, quien visitó los locales para realizar un brindis de celebración con los clientes, en su mayoría japoneses, y propietarios de cada uno de ellos.

Este es el segundo año que restaurantes de Tokio, alentados por la Embajada Peruana en Japón, realizan un homenaje coordinado por el Día del Pisco Sour.

 

Aldo Urata (izq.) chef del “Aldo” en su primera celebración por el Día del Pisco Sour.

 

“Esta es una buena celebración. Los japoneses se sorprenden por el sabor del pisco sour que es un cóctel muy fácil de tomar”, destacó Aldo Urata, chef y propietario del acogedor restaurante-bar “Aldo”, ubicado a un paso de la estación de Omotesando y en el corazón de Aoyama, una de las zonas comerciales más sofisticadas de la gran Tokio.

Urata dijo que todos los clientes que llegaron a su local recibieron un pisco-sour de cortesía y se mostró complacido de que el pisco peruano goce de una creciente popularidad entre sus comensales, casi todos japoneses. “Ya no sólo lo consumen en cóctel. Diría que el 50% del público lo toma puro con una alta preferencia por el pisco de uva italia”, declaró.

 

Brindis con clientes japoneses del Bépocah de Harajuku, Se presenta el pisco sour de pepinillo. Maravilloso. (Foto International Press)

 

En el restaurante Bépocah, valorado por muchos como uno de los dos mejores restaurantes de cocina peruana de Tokio junto a Arai Shoten de Shimbashi, la fecha se conmemoró con la presentación de un maravilloso Pisco Sour de Kyuri (pepinillo), la copa que el embajador Escala eligió para brindar con los clientes japoneses que, como casi todos los días, llenaron el lindo local situado en Harajuku.

Bépocah, que ya figura como restaurante recomendado en la Guía Michelin 2016 de Tokio, tiene en sus cócteles más pedidos el pisco sour clásico y otro de aguaymanto, además de ostentar un bar con 40 marcas de los mejores piscos fabricados en Perú.

 

El carismático chef del nuevo restaurante El Cebichero de Meguro y su pisco Tabernero. (Foto International Press)

 

Una de las sorpresas en el Día del Pisco Sour fue El Cebichero, donde el chef y propietario es Hiroaki Taniguchi, un carismático japonés de 38 años que hace apenas un mes, el 6 de enero, inauguró en Meguro su restaurante de 12 sillas, pulcritud semejante al más fino local de sushi y una impresionante pizarra de fondo azul frente a la barra con el menú más criollo que cualquier amante de la cocina peruana puede desear en Japón.

Formado entre las ollas y sartenes del conocido restaurante de cocina norteña “Huanchaco” del barrio de Santa Catalina de La Victoria en Lima, Perú, Taniguchi o “Hiro”, como le llaman todos, se llevó los mejores comentarios de aprobación al sabor de su pisco sour clásico que ofreció en un set especial acompañado de un chorito a la chalaca, chicharrón de pescado y cancha por sólo ¥1.500.

“Aspiro a tener una cebichería feliz”, dijo Hiro a International Press mientras levantaba su vaso para brindar con el embajador Escala, el consejero de la embajada, Mario Bustamante, y sus clientes japoneses.

 

El Huanchaco de Tokio “decretó” cinco días de promoción por el Día del Pisco Sour,

 

Pero si Lima tiene su restaurante “Huanchacho”, Tokio también. De la mano de su gerente y chef, el trujillano Julio Kunimitsu, el local vivió el ambiente más fiestero de la noche. El público japonés que cubría todas las mesas y la barra del local celebró con un sonoro aplauso y sus típicas expresiones de emoción cuando se anunció el brindis por el Día del Pisco Sour.

Para Kunimitsu las conmemoraciones se hacen como en su tierra. El día de celebración va más allá de la fecha, aunque en su caso rompió con todos los esquemas porque “decretó” cinco días de promoción en homenaje al Pisco Sour.

“La fiesta de nuestro pisco sour tiene que ser espectacular”, declaró el peruano.

Al final del recorrido, el embajador Escala dio su apreciación final y valoró que todos los restaurantes peruanos visitados lucieran llenos y muy comprometidos con la celebración del Día del Pisco Sour.

“Son las 11 de la noche y el público sigue llegando a los restaurantes peruanos y me ha dado gusto comprobar cómo los japoneses aprecian tanto el Pisco Sour en un ambiente de alegría y de muchas sonrisas. Conmemorar esta fecha es una muy buena forma de promocionar el pisco, nuestra bebida de bandera”, manifestó el diplomático. (International Press)

 

 


Publicidad

LECTOR

Deja un comentario