Tokio 2020 revisará las reglas sexistas de club de golf

Gobernadora de Tokio critica cláusulas discriminadoras

La organización de Tokio 2020 revisará las reglas de acceso del club de golf seleccionado como sede olímpica tras críticas por no aceptar a mujeres como miembros de pleno derecho.

El Kasumigaseki Country Club es uno de los clubes privados más antiguos de Japón, pero no permite a las mujeres convertirse en miembros efectivos ni jugar en las instalaciones los domingos, cláusulas que han desatado las críticas de la gobernadora de la capital nipona, Yuriko Koike, quien sacó a la luz el asunto.

La organización de Tokio 2020 “seguirá estudiando la política del club sobre la elegibilidad de la membresía y las reacciones de la discusión pública”, explicó el organismo en un comunicado.

El club japonés ha albergado varias competiciones nacionales como el Japan Women’s Open de 1999, y “cumple plenamente los requisitos para las competiciones de golf de nivel olímpico”, argumentó en el texto el Comité de Organización de Tokio 2020.

Las limitaciones a las socias del club privado nipón salieron a la luz el pasado viernes, cuando Koike mostró su malestar ante tal situación durante una rueda de prensa.

Los Juegos Olímpicos que se celebrarán en la capital japonesa en 2020 han estado salpicados por un amplio historial de polémicas.

El Gobierno del Área Metropolitana de la capital -bajo el mandato de Yoichi Masuzoe, quien dimitió el pasado junio por un escándalo de gasto indebido de fondos públicos- decidió junto al comité de Tokio 2020 desechar el proyecto original del estadio olímpico tras duplicarse el coste inicialmente presupuestado.

A ello se suma la sustitución del logotipo olímpicos por acusaciones de plagio y la investigación en curso de la candidatura tokiota por presuntos sobornos.

Koike, quien llegó al cargo el pasado julio tras situar la transparencia y el control de los costes para Tokio 2020 entre sus prioridades, ha liderado desde entonces varias iniciativas para revisar los planes de construcción de nuevas instalaciones y su financiación tras dispararse las cuentas. (EFE)

 

Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


*