Toyota invertirá 10.000 millones de dólares en EEUU en los próximos 5 años

Compañía japonesa dice que no busca contentar a Trump

Foto Toyota

El fabricante japonés de vehículos Toyota Motor invertirá al menos 10.000 millones de dólares (unos 9.425 millones de euros) en Estados Unidos en los próximos cinco años, confirmó hoy a Efe en Tokio una portavoz de la compañía.

El plan se conoce pocos días después de que el presidente electo estadounidense, Donald Trump, amenazara a Toyota con altos gravámenes si apostaba por producir en México para exportar a Estados Unidos.

La portavoz de la empresa explicó a Efe que la inversión se centrará en introducir su nueva arquitectura global -Toyota New Global Architecture (TNGA)- en plantas de Estados Unidos, en la construcción de su nueva sede en Plano (Texas, EE.UU.) o en el desarrollo de vehículos autopilotados en ese país norteamericano.

En todo caso, el presidente de la empresa, Akio Toyoda, recordó este lunes, al hablar del plan de inversión en el Salón Detroit, que el fabricante japonés ha invertido 22.000 billones de dólares (20.750 millones de euros) en los últimos 60 años en Estados Unidos, donde cuenta actualmente con 136.000 trabajadores.

Por su parte, el vicepresidente de la distribuidora estadounidense de Toyota, Bob Carter, afirmó en el acto de Detroit que el proyecto responde a los planes de futuro de la empresa -que mantiene su intención de fabricar el Corolla en Guanajuato (México)- y que no se trata de una acción para contentar a Trump.

El pasado jueves Donald Trump amenazó en Twitter con imponer fuertes aranceles a Toyota si sigue adelante con su plan de estrenar una planta en México para producir el Toyota Corolla y exportarlo a Estados Unidos.

La nueva planta de Toyota en el estado mexicano de Guanajuato prevé producir a partir de 2019 hasta 200.000 unidades al año del modelo Corolla, el segundo de más ventas en Estados Unidos en el segmento de berlinas compactas y que actualmente se produce en Cambridge (Canadá) y Misisipi (EE.UU.).

La empresa nipona ha explicado que la apertura de esta planta no afectará a sus operaciones en Estados Unidos, ya que la fábrica de Guanajuato relevará en la producción del Corolla a la de Canadá, que pasará a producir vehículos de gama más alta.

Donald Trump, que será presidente a partir del 20 de enero y que prometió en campaña aplicar políticas proteccionistas, ha amenazado a través de las redes sociales a varios fabricantes de automóviles con aplicarles fuertes imposiciones aduaneras si apuestan por exportar a Estados Unidos vehículos producidos en México o Canadá. (EFE)

 


Publicidad

LECTOR

Deja un comentario