Abe pide a empresarios cambiar cultura de trabajo y aumentar sueldos

Primer ministro japonés insta a terminar con el exceso de trabajo

Shinzo Abe (foto gobierno de Japón)

El primer ministro nipón Shinzo Abe instó a los líderes empresariales a acometer una reforma laboral para terminar con el exceso de trabajo, tras las muertes por este motivo de dos empleados del gigante publicitario Dentsu destapados recientemente.

El Gobierno nipón adoptó el pasado diciembre una serie de medidas destinadas a incrementar la vigilancia sobre las empresas para garantizar que cumplen el reglamento de horas extra, y ahora busca la colaboración de la parte empresarial.

“Les pido a todos que tomen la iniciativa y cambien la cultura de trabajo”, dijo Abe durante un evento organizado en Tokio por tres grandes lobbies japoneses recogido por la agencia local Kyodo.

La inquietud ante el exceso de trabajo en Japón se ha reavivado después de que en octubre las autoridades del país establecieran como caso de “karoshi” (muerte por exceso de trabajo) el suicidio de una empleada de 24 años de Dentsu, y la muerte en 2013 de otro trabajador de 30 años de la misma compañía por el mismo motivo.

Un informe gubernamental elaborado entonces en respuesta a estos casos mostró que en Japón casi una cuarta parte de los empleados pueden llegar a superar este tope.

Durante su alegato Abe instó también a los empresarios a aumentar los salarios en 2017 para ayudar a la economía del país a salir de la deflación y construir una nación que se posicione como “fuerza estabilizadora” internacional en medio de un clima de creciente incertidumbre por el relevo gubernamental en diversas potencias.

El presidente electo de Estados Unidos Donald Trump, quien tomará la presidencia a finales de mes, ha reiterado su intención de “poner a América primero”, alimentando la preocupación sobre un giro proteccionista en las políticas de la primera economía del mundo.

El republicano prometió sacar al país norteamericano del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP) -impulsado por 12 países, incluido EE.UU. bajo la administración Obama-, con el que Japón busca dar un nuevo impulso a su economía. (EFE)

 

Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


*