Asahi: discurso de Abe en Pearl Harbor fue una oportunidad perdida

Diario critica que no se preocupe por la reconciliación con Okinawa

Foto Kantei

Para Asahi Shimbun, el discurso del primer ministro de Japón, Shinzo Abe, en Pearl Harbor fue una oportunidad perdida.

Sí, Abe enfatizó el “poder de la reconciliación” entre los antiguos enemigos y el compromiso de Japón de no hacer la guerra otra vez. “No debemos repetir los horrores de la guerra”, dijo.

Además, el mandatario nipón hizo hincapié en los 75 años de Japón como país pacifista desde el fin de la II Guerra Mundial.

Sin embargo, Asahi reprocha al primer ministro japonés que no reflexionara sobre el pasado, que no ahondase en el ataque a Pearl Harbor que empujó a Estados Unidos a embarcarse en la guerra, una guerra que como recuerda el diario japonés “causó grandes daños no solo a Japón y Estados Unidos, sino también a muchos otros países de la región Asia-Pacífico”.

“Abe puede pensar que el futuro es lo que importa y que no hay necesidad de que Japón reitere su remordimiento y arrepentimiento por la guerra”, dice Asahi.

“Es una gran pena que Abe, como líder de Japón junto al presidente de Estados Unidos, perdiera una magnífica oportunidad para enviar al mundo un claro mensaje acerca de su visión global de la guerra”, añade.

Asahi recuerda que el mismo Abe, en su discurso pronunciado en el Congreso de EE.UU. en abril del año pasado, se refirió a “los sentimientos de profundo remordimiento por la guerra” por parte de los japoneses, y recalcó que Japón causó “sufrimiento a los pueblos en los países asiáticos”, un hecho que no se debe ignorar.

Sin embargo, en Pearl Harbor no prestó mayor atención a Asia. “La Guerra del Pacífico no fue simplemente una guerra entre Japón y Estados Unidos. (…) Japón no debe olvidar que sus acciones de guerra causaron también un terrible sufrimiento a la gente en los países asiáticos”.

Abe también destacó la importancia de la alianza entre Japón y Estados Unidos, pero ignoró a Okinawa, que alberga más del 70 % de las instalaciones utilizadas exclusivamente por las fuerzas militares de EEUU en Japón. “Esto es una consecuencia de la decisión de Japón de ir a la guerra”.

“Al tiempo que destaca la ‘reconciliación’ entre Japón y Estados Unidos, Abe no ha hecho ningún esfuerzo serio para hacer realidad la reconciliación con Okinawa, que tiene que soportar la larga carga de acoger a tantas bases militares de Estados Unidos”, dice Asahi.

El diario conjetura que Abe, con su discurso en Pearl Harbor, ha querido poner fin a la lucha de Japón con su pasado militarista. No obstante, critica que mientras el primer ministro está intentando llamar la atención sobre un “hermoso futuro”, no es capaz de “hablar del pasado y escuchar las voces de Okinawa”. (International Press)

 

Al por mayor: 080-3445-8423

Consúltenos ahora: 080-4126-3105


Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


*