Turistas sorprendidos con lugares que ni los japoneses conocen

La “cueva mágica llena de joyas” o el cruce ferroviario de “Slam Dunk”

Tokyu Plaza Omotesando Harajuku.

“Esto es como una cueva mágica llena de joyas”, dice una turista australiana en referencia a la vista que se puede disfrutar desde una escalera mecánica en el complejo comercial Tokyu Plaza Omotesando Harajuku, en Shibuya, Tokio.

Por la escalera se sube a la segunda planta mientras a los lados y en la parte superior hay más de 100 espejos triangulares y cuadrangulares.

Subir por la escalera mecánica es como viajar en el interior de un caleidoscopio, destaca Yomiuri Shimbun.

La turista australiana forma parte de un tour organizado por la agencia de viajes Travelience, con sede en Tokio, que cada mes lleva de 10 a 15 grupos de turistas extranjeros para pasear por la escalera mecánica.

 

 

El presidente de la compañía, Naoaki Hashimoto, admite que hasta hace dos años, cuando una pareja extranjera le mostró una foto de “la cueva llena de joyas” y le preguntó dónde estaba, desconocía el lugar. Cuando lo visitó, encontró a uno diez turistas extranjeros ahí.

¿Qué muestra esto? Que los turistas no van solo a los destinos tradicionales, sino que buscan sus propias atracciones, que conocen gracias a la información que comparten otros turistas o por películas o anime.

Por ejemplo, hay turistas que quieren conocer el box del karaoke en Shibuya que aparece en la película “Perdidos en Tokio”.

Alrededor del 10 % de los clientes de Travelience piden a la agencia que los lleven a sitios que son populares en internet.

Cada vez son más los turistas extranjeros que buscan conocer sitios inusuales que ni los mismos japoneses conocen o valoran, según Yomiuri. Sitios que otros turistas han visitado y que recomiendan en línea.

Otro inesperado destino turístico: un cruce ferroviario cerca de la estación de Kamakura Kokomae.

 

Foto jnize.com
Foto jnize.com

¿Un cruce de ferrocarril más? En apariencia sí, pero atrae a muchos visitantes extranjeros desde hace un par de años, entre ellos chinos y taiwaneses, gracias al anime “Slam Dunk”, donde aparece.

Al parecer, los chinos que vieron el anime en la década de 1990 son ahora adultos que pueden costearse un viaje a un sitio de “peregrinación”.

En el año fiscal 2012, 1,27 millones de pasajeros utilizaron la estación de Kamakura Kokomae. En el año fiscal 2015, la cifra subió a 1,4 millones. Incluso, una vez un gran autobús que transportaba turistas se estacionó cerca del cruce de ferrocarril.

Otro sitio que para los japoneses pasa desapercibido.

 

Foto Fujiyoshida
Foto Fujiyoshida

 

Los visitantes del parque Arakurayama Sengen, situado en la ciudad de Fujiyoshida, prefectura de Yamanashi, pueden ver una pagoda de cinco pisos que conmemora a las víctimas de la guerra, así como cerezos en flor, teniendo como telón de fondo el Monte Fuji.

Para los residentes locales, es “una vista ordinaria”, según Yomiuri. Sin embargo, el número de visitantes extranjeros del parque comenzó a aumentar hace cinco o seis años gracias a comentarios en las redes sociales que destacaban el magnífico paisaje.

El número de visitantes de la ciudad donde se encuentra el parque subió en abril, periodo de floración del sakura, un 40 % con respecto al año anterior. Fujiyoshida se está haciendo conocida como “la otra Kioto”.

Este año Japón superó por primera vez los 20 millones de turistas extranjeros. Una cifra que podría mejorar si las autoridades y empresas niponas prestan más atención a las demandas particulares de los visitantes, a veces ajenas a los destinos tradicionales. (International Press)

 


Al por mayor: 080-3445-8423

Consúltenos ahora: 080-4126-3105


Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


*