Nuevo chicharrón de cerdo llega a Japón para demostrar que no engorda

Presentación del Chicharrón Nambei en Japón.

El chicharrón Nambei está en los negocios latinos, se fríe en 60 segundos y tiene cero carbohidrados.

 

Presentación del Chicharrón Nambei en Japón.
Presentación del Chicharrón Nambei en Japón.

 

Corteza de cerdo en España y Cuba, chicharrón Americano en Colombia, chicharrón de cerdo en Perú y México o Pururuca en Brasil, muchas maneras de referirse a un producto popular en el mundo que ha desembarcado en Japón para demostrar que no es la bomba calórica y grasosa como se le pintaba.

Los nutricionistas le han hecho justicia al chicharrón de cerdo. Han demostrado que no tiene carbohidratos, ofrece hasta 80% de proteínas y tiene 50% menos grasa que las papas fritas”, dice Eduardo Takeuchi, Jefe de Desarrollo de Productos de IPC World que ha empezado a distribuir el producto en todo Japón.

IPC World acaba de presentar el Chicharrón Nambei, piel de cerdo deshidratada en un formato listo para freír. Basta un minuto de fritura en aceite caliente para obtener un chicharrón crocante y delicioso.

¿Cómo es esto, no era que el chicharrón engordaba? “Ya no”, sonríe Takeuchi. “Sólo hace falta ver las noticias del mundo para darnos cuenta que muchos mitos de la nutrición han caído”, afirma.

En enero de este año, INTI, el Instituto Nacional de Tecnología Industrial de Argentina, anunció el desarrollo de un nuevo chicharrón de cerdo que quiere introducir en la dieta local. “Podría ayudar a controlar el apetito ya que gracias a su alto valor proteico genera saciedad”, declaró un técnico de INTI al diario Clarín.

¿SE PUEDE ADELAGAZAR COMIENDO CHICHARRÓN?”

El español Carlos Abehsera, autor del libro “Adelgazar sin milagros” que se vende por Amazon y columnista del blog del mismo nombre, escribió un interesante post que titula “Se puede adelgazar comiendo cortezas de cerdo?”.

Abehsera hizo un simple análisis de comparación entre las papas fritas con aceite de oliva, un aperitivo de cereales, supuestamente más sano, y el chicharrón (corteza) que compró en un supermercado de su ciudad.

El escritor observó en detalle los ingredientes de cada producto y concluyó que las proteínas y las grasas de las cortezas de cerdo deshidratadas eran más ricas que las papas fritas y contenían 5 veces menos condimentos que el snack de cereales.

Podría ayudar a controlar el apetito ya que gracias a su alto valor proteico genera saciedad”

Desafortunadamente, en muchas ocasiones la asociación de un alimento como adelgazante o engordante es errónea y esto se debe habitualmente al marketing”, afirmó Abehsera en su blog.

En Japón, la marca Nambei ha sido elegida por las importadoras japonesas para expandir el producto por bares, tiendas y restaurantes comenzando por la extensa red de negocios brasileños y latinos del archipiélago.

La acogida del producto no ha podido ser mejor. Cadenas como Takara, The Amigos, Cibrasil Tenma, Shop Star, Super Foods Brasil, Supermercado Pronto, Yamadaya, El Shaday, Brasil Store, Made in Brasil, Brasil Shop, Tomodachi de Okayama, Fox Mart, Boi Bom de Gifu, entre otras ya distribuyen el producto.

Ha logrado tanta popularidad que un didáctico vídeo subido al Facebook que explica cómo convertir la bendita piel de cerdo en un crujiente chicharrón en 60 segundos usando una sartén ha logrado en menos de una semana más de 24.000 visualizaciones.

Ahora ya empezamos a negociar con los bares y restaurantes japoneses. La perspectiva es muy alentadora”, afirmó Takeuchi de IPC World. (International Press)

Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


*