La polémica: ¿Está mal prohibir que las aidoru tengan novio?

Razones a favor y en contra que dividen a la justicia en Japón

Las agencias de talentos en Japón prohíben a sus representadas tener novios. No es un asunto menor, pues incluso la justicia ha tenido que intervenir para resolver disputas que enfrentan dos posiciones: una humana y la otra comercial.

Dos agencias entablaron demandas contra exaidoru por violar uno de los puntos de sus contratos que les impedían tener pareja, revela Yomiuri Shimbu.

Los casos exponen las dos caras de una industria que tiene un lado oscuro debajo del colorido de sus estrellas.

El 18 de enero, el juez Katsuya Hara, del Tribunal de Distrito de Tokio, desestimó la demanda de una de las agencias que buscaba una compensación por daños y perjuicios, arguyendo que “demandar por daños (a una exaidoru) por asociarse con el sexo opuesto es restringir considerablemente la libertad de buscar la felicidad”.

La historia va así: en 2012, la chica, entonces de 19 años, firmó un contrato con la agencia como integrante de una banda pop; a fines de 2013, la adolescente comenzó a salir con un fan; y en julio de 2014, le dijo a la agencia que deseaba abandonar el grupo.

Su contrato contenía una cláusula que permitía a la agencia demandarla por daños y perjuicios en caso de que ella fuera sorprendida saliendo con un fan.

La agencia demandó a la chica por violar el contrato y solicitó una compensación de 7,6 millones de yenes (67.320 dólares) en daños y perjuicios, que incluía las pérdidas sufridas por la suspensión de las ventas de mercadería relacionada con la banda.

Cuando un escándalo sale a la luz (por ejemplo, la prensa destapa que una aidoru tiene novio o ha pasado la noche con un chico), las ventas se desploman. Los fans, recalcitrantes, exigen que las chicas que idolatran sean puras (o al menos lo aparenten).

Las ventas de entradas de conciertos y de mercancía son la piedra angular de los ingresos de las agencias de talentos.

El tribunal de Tokio afirmó que “los fans esperan pureza de los aidoru y hay una cierta racionalidad con respecto a las restricciones de las citas”. Sin embargo, concluyó que “asociarse con el sexo opuesto es un derecho importante para el enriquecimiento de la vida de una persona”.

Para el tribunal, “las demandas de indemnización deben limitarse a los casos en que el daño infligido es intencional”.

El abogado que representó a la exaidoru declaró que la decisión fue correcta pues “reconoce los derechos fundamentales de una persona”.

La agencia ha apelado el fallo.

FANS TRAICIONADOS

Un oficinista veinteañero, que tiene devoción por las aidoru y visita Akihabara una vez por semana, expresa el sentir de otros fanáticos como él: “Enamorarse es una traición a los fans. Si ellas quieren novio, entonces que dejen de ser aidoru”.

La agencia de talentos Oscarpromotion Co., que representa a muchas actrices populares, prohíbe las relaciones hasta los 25 años a sus representados de ambos sexos que debutaron en el mundo del espectáculo entre los 10 y 19 años, y durante cinco años a quienes hayan debutado a los 20 años o más.

El vicepresidente de la compañía, Seiji Suzuki, explica: “Si quieren ser famosas y ganar dinero, pero también quieren un novio, será difícil que alcancen el estrellato”.

Así como el mes pasado un juez en Tokio falló en contra de una agencia, en septiembre de 2015 otro juez emitió un fallo favorable a otra agencia en un caso similar. El juez Akitomo Kojima remarcó que “la restricción de las citas era necesaria para vender una gran cantidad de mercancía”.

El juez consideró que la exaidoru demandada causó daño a su agencia cuando el descubrimiento de su relación con un fan provocó la ruptura del grupo al que pertenecía. El tribunal ordenó a la chica pagar una compensación de 650.000 yenes (5.758 dólares) a la agencia.

Ahora bien, ¿prohibir o limitar el derecho a tener una relación puede ser ilegal? Shozo Yamada, profesor de derecho laboral en la Universidad de Chuo, afirma que “como una fundamental estrategia de negocio, las prohibiciones de salir no pueden ser llamadas de inmediato ilegales”. Sin embargo, matiza: “Las prohibiciones ilimitadas van contra el orden público y la moral, por lo que podrían ser vistas como no válidas”.

El actual modelo de negocios busca ampliar el número de fans a través de encuentros en vivo, en los que aquellos pueden conocer personalmente a sus estrellas. La competencia es feroz.

Ojo, prohibir las citas con fans no es una práctica nueva. Tatsuo Inamasu, profesor de la Universidad Hosei y experto en el tema, declara a Yomiuri que la práctica data de la década de 1970. Sin embargo, en aquella época no era tan común como hoy y no provocaba demandas por daños y perjuicios. (International Press)

Publicidad

3 Comentarios

  1. Si no te gustan las condiciones, ni tener sueldos de más de 30.000 dólares mensuales, no te hagas idol………..

    Por otro lado, en Occidente hay un trabajo que exige no tener novio/a, ni esposo/a ni amante por el resto de tu vida…. el sacerdocio.

    Pregúntenle al Papa Francisco que opina al respecto.

    Las idols pueden tener sexo y seguir siendo idols (siempre que la prensa sensacionalista no las descubran), o esperar a dejar de ser idols, o renunciar cuando ya no aguantan más.

  2. Te apoyo totalmente Zeto, lo que si estoy de acuerdo con este articulo es que el jurado hizo bien en no sancionar a la ex idol, porque ella estaba renunciando pues, ella hizo bien, pero la regla de no tener novio no me parece nada malo, hay muchas ex idols populares que se casaron y tienen hijos y son totalmente felices y exitosas actualmente, así que no veo el problema

  3. Las aidoru merecen encontrar el verdadero amor. La fama y juventud no duran para siempre.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


*