“Después de trabajar en varias fábricas de Japón sentí que estaba desperdiciando mi juventud”

Akihiro Chinen cuenta su historia.

Testimonio del joven peruano Akihiro Chinen presentado en la ceremonia de graduación de Mundo de Alegría.

 

Akihiro Chinen cuenta su historia.
Akihiro Chinen cuenta su historia.

 

Hoy estoy aquí para agradecer al colegio por todo el apoyo que me ha brindado para poder alcanzar mi meta: lograr seguir mis estudios superiores. Asimismo, me gustaría compartir muy brevemente con todos los presentes, alumnos y padres de familia, algunas de mis experiencias vividas y que les puede servir como referencia.

Estoy seguro que muy pocas personas me recuerdan pues me gradué de la secundaria hace cinco años. Como muchos de ustedes, llegué a Japón con 15 años de edad y sin saber japonés, por tal motivo, no tuve la oportunidad de estudiar en un colegio japonés.

Sin embargo, tuve la suerte de que mi familia se mudara a la ciudad de Toyohashi y que tuviera conocimiento sobre el colegio Mundo de Alegría, donde tuve la oportunidad de concluir mis estudios secundarios, así como de aprender el japonés ya que los profesores me enseñaron intensivamente este idioma.

Gracias al apoyo de mi madre y del colegio pude graduarme, pero lamentablemente por motivos económicos no pude continuar mis estudios superiores.

 

Ryosuke Kasahara de Wellness entrega el diploma Akihiro Chinen.
Ryosuke Kasahara de Wellness entrega el diploma Akihiro Chinen.

 

Después de trabajar en varias fábricas sentí que estaba desperdiciando mi juventud. Por eso decidí buscar otras alternativas. Tuve la suerte que una persona conocida estaba por abrir una tienda de crepes en Tokio y me brindó la oportunidad de hacer nuevas cosas y comenzar una nueva etapa de mi vida en la capital.

Una vez instalado en Tokio aprendí cosas y conocí varias personas de mi edad, les escuchaba hablar sobre sus sueños y metas y llegó un momento en el que me puse a pensar y a mí mismo me pregunté: ¿y yo qué quiero hacer? ¿qué estoy haciendo para cumplir las metas que alguna vez tuve?

Fue entonces que hablé con el colegio y les pedí su apoyo. Gracias a las oportunidades y el respaldo que me brindaron pude ingresar a la universidad.

Hoy quisiera que se preguntaran a sí mismos ¿qué quieren ser? Si no lo saben busquen qué quieren hacer. Siempre pregúntense ¿soy feliz? Si son felices qué bien, pero si no lo son, no se conformen, aspiren a algo más. Sean ambiciosos. Como a veces me decían, tengan hambre de ser más, de querer aprender más y no conformarse, siempre va haber otras alternativas y oportunidades.

Por eso, permítanme darles un consejo; aprovechen ahora que pueden estudiar y ser alguien mejor. Aprovechen las oportunidades que les está brindando el colegio. Gracias.  (Discurso pronunciado por Akihiro Chinen en la graduación de Mundo de Alegría en el hall del Centro Cultural de Yuto en Hamamatsu)

LEA MÁS: El Gobierno japonés felicita a los graduados y nuevos universitarios egresados de Mundo de Alegría

LEA MÁS: FOTOGALERÍA. Los mejores momentos de la ceremonia de graduación del colegio Mundo de Alegría

Publicidad