El mordisco de Suárez y el 7-1 a Brasil reforzaron la popularidad del fútbol en EEUU

Müller abrió el camino para la histórica goleada de Alemania (foto Getty Images/FIFA)

 

La final del mundial tuvo audiencia récord, fue vista por 26,5 millones de espectadores 

Müller abrió el camino para la histórica goleada de Alemania (foto Getty Images/FIFA)
Müller abrió el camino para la histórica goleada de Alemania (foto Getty Images/FIFA)

La final del Mundial de Brasil que el domingo disputaron Alemania y Argentina, con triunfo de 1-0 para el equipo europeo, estableció una nueva marca de audiencia de televisión al ser vista por 26,5 millones de personas en Estados Unidos.

La marca es la más alta en la historia del fútbol en Estados Unidos y superó todas las expectativas que tenían las cadenas de televisión con los derechos de trasmisión, ESPN y ABC para el mercado anglo, y Univisión para el hispano.

De acuerdo a la compañía Nielsen, el partido, que se alargó a la prórroga, tuvo 17,3 millones de espectadores en ABC y otro 9,2 millones en Univision.

La final de Sudáfrica 2010 entre España y Holanda, junto con el empate 2-2 del equipo de Estados Unidos con Portugal en la fase de grupos de Brasil 2014, generaron unas audiencias de 24,7 millones de telespectadores.

Los directivos de todas las cadenas implicadas en la trasmisión del mundial reconocieron que a medida que transcurría la competición su sorpresa era mayor por la respuesta tan positiva de audiencia que se estaba dando.

El torneo en su conjunto superó las expectativas de ESPN, y sorprendió a los directivos al comprobar la composición tan variada que existe dentro de la población estadounidense y quedó reflejada como nunca con los resultados de la audiencia de un deporte que no es el más importante dentro del profesionalismo ni de la propia cultura estadounidense.

El mes de la Copa del Mundo también fue responsable de más de 3.000 millones de interacciones en Facebook y 672 millones de mensajes en Twitter, informaron las dos compañías de redes sociales.

Factores como la cantidad de goles que se marcaron en la fase de grupos, el mordisco que protagonizó el delantero uruguayo Luis Suárez en el partido frente a Italia y la humillación histórica que propinó Alemania ante Brasil (7-1) también ayudaron a incrementar la audiencia.

La cadena ESPN tuvo en los partidos un promedio de audiencia de 4,56 millones de telespectadores, en comparación con los 1,04 millones de espectadores para la Copa Mundo de 2002 en Corea del Sur y Japón.

Los organizadores del mundial dijeron que más de 1.000 millones de aficionados de todo el mundo accedieron a la información sobre el torneo a través de sus plataformas digitales. “Esta ha sido la primera verdaderamente móvil Copa del Mundo y social”, destacó el presidente de la FIFA, el suizo Joseph Blatter.

Facebook dijo que 88 millones de personas escribieron un total de 280 millones de mensajes o dieron “me gusta” en la final.

Sin embargo, el “momento” más social del mundial en Facebook se dio después que Alemania marcó cuatro goles en siete minutos durante su victoria de semifinales ante Brasil. (EFE)

 

Publicidad