Fuerza Bruta desafía al público japonés con un espectáculo “liberador”

El espectáculo se define como "teatro primitivo con tecnología del siglo XXI". (foto Fuerza Bruta)

 

Compañía argentina llega a Tokio tras ser un éxito por todo el mundo

El espectáculo se define como "teatro primitivo con tecnología del siglo XXI". (foto Fuerza Bruta)
El espectáculo se define como “teatro primitivo con tecnología del siglo XXI”. (foto Fuerza Bruta)

La compañía argentina “Fuerza Bruta” desafía desde este sábado al público nipón con un espectáculo “liberador” que invita a “romper los códigos” de la sociedad japonesa, según dijo en una entrevista a Efe su director, Diqui James.

“Fuerza Bruta” podrá verse en Tokio tras cosechar éxitos de crítica y público por todo el mundo durante casi una década, un destino al que no han logrado llegar hasta ahora y pese al interés de la propia compañía y de productoras locales “debido la dificultad de encontrar un espacio apropiado”, explicó James.

La compañía argentina ha despertado una gran expectación en Japón -su productora nipona decidió organizar 88 representaciones ante la gran demanda de entradas-, gracias a una propuesta ecléctica y vanguardista que el propio director define como “teatro primitivo con tecnología del siglo XXI”.

Sus espectáculos “tienen que ver más con el teatro callejero o con el carnaval” que con el teatro clásico, ya que carecen de texto y dan especial protagonismo a la música en vivo y a los efectos especiales, según James, quien rechaza comparaciones con el circo “porque la destreza acrobática no está presente”.

El objetivo de sus creadores es “acercarse al público, buscar una conexión y una liberación”, señala el creador y productor de la obra, quien admite que es “algo muy difícil de conseguir”.

Para lograrlo, “Fuerza Bruta” levanta las barreras entre espectadores, técnicos y actores y los mezcla a todos sobre un mismo espacio donde se producen “encuentros e interacciones”, señala el director.

En el caso del público japonés, esta ruptura del espacio personal y el carácter “muy físico” del espectáculo “puede ser chocante” e incluso “desafiante”, ya que los actores se acercarán a los espectadores y podrán bailar con ellos, tocarles o incluso estrellar cajas con confeti sobre sus cabezas.

“No es lo mismo hacer el ‘show’ en Japón que hacerlo en Argentina. En las culturas latinas hay mucho más contacto físico”, admite James, quien señaló que sus actores “tendrán que estar muy atentos con la reacción de la gente” y “evitar ser invasivos”.

Pero la cercanía entre actores y espectadores “también genera una excitación muy grande”, destaca el director argentino, quien añade que su intención última es “sacarte de tu rutina y del espacio de confort”, así como “despertar” y “poner alerta” al público.

El hilo conductor del espectáculo es un “corredor” que va a atravesando diferentes atmósferas a lo largo de unas cuatro escenas, y en su representación intervienen hasta 60 técnicos y una docena de actores.

“Fuerza Bruta” nació a finales del año 2003, de la mano de James, fundador de la compañía teatral “De La Guarda”, y de Gaby Kerpel, compositor musical de este grupo, y estrenó su primer espectáculo en 2005.

En sus casi diez años de historia, el espectáculo se ha presentado en Londres, Nueva York, Chicago, Beijing, Madrid, Berlín, Sao Paulo y Tel Aviv, entre otras ciudades. (EFE)

Publicidad