Japonesas revelan qué hacen cuando sus novios tienen novias de anime

 

Cuando el problema no es una chica de carne y hueso sino un personaje de ficción

Kobeni

El riesgo de que un chico obsesionado con el anime engañe a su novia es bajo… si hablamos de chicas de carne y hueso, porque la novia tendrá probablemente que lidiar con un asunto no menor: que su pareja esté enganchada con una hermosa heroína de anime.

¿Cómo competir con un personaje de ficción? El sitio web Niconico News conversó con un grupo de chicas que ha tenido o tiene novios otakus para recoger consejos sobre cómo sobrellevar una relación con un fanático del anime sin sucumbir en el intento.

No ocultes tu desaprobación. Dile directamente si te desagrada su desmedida afición por el anime, así no perderás el tiempo enviando señales que seguramente él no entenderá.

Una estudiante universitaria cuenta que cuando vio la gran colección de anime de su chico pensó en tirarla a la basura. No lo hizo, pero le dejó en claro que no le gusta que sea tan fanático. Su novio tomó nota y ahora intenta moderarse.

Dale una oportunidad al cosplay y sorpréndelo. En vez de intentar alejar al chico de su personaje de anime favorito, algunas chicas recomiendan seguirle la corriente. Hasta puedes acabar agarrándole el gusto. “Mi novio me pidió que me vistiera como Miku Hatsune (la popular cantante virtual). Nunca había tenido ningún interés en el cosplay, pero es mucho más divertido de lo que esperaba, así que ahora lo hago de vez en cuando”, dice sonriente.

Búscate un novio 2-D y dale de su propia medicina. Si tu pareja tiene una “novia” de anime, ¿por qué no podrías tener tú uno? Así sabría lo que se siente. “Mi novio no se callaba sobre lo linda que es Kobeni (un personaje de ‘Mikakunin de Shinkoukei’), así que pensé en vengarme de él”, revela una estudiante de 20 años.

Para ello, buscó “novio” en el anime “Free!”, centrado en los miembros del club de natación de una escuela. Sin embargo, la venganza tuvo resultados inesperados.

“Al principio, yo sólo quería que mi novio viera cómo se siente salir con alguien que está tan obsesionado con un personaje femenino (de anime), pero me enganché tanto con ‘Free!’ que, ahora, en realidad me gusta más el personaje principal, Haru-chan, que mi novio”, confiesa.

A otra chica le ocurrió mismo. La obsesión de su novio por el anime se le “contagió” y ella acabó enamorándose de Seijuro Akashi, personaje de “Kuroko no Basuke”.

Romper. El último recurso cuando ya nada funciona. Una estudiante universitaria cuenta que tuvo un novio que al principio le gustaba mucho. Era bien parecido, amable y de buen carácter. Todo comenzó a naufragar cuando descubrió que no solo era un fanático del anime, sino también de los videojuegos y que siempre pasaba tiempo con Nene, personaje femenino de un juego de Nintendo.

La chica se aburrió y lo dejó. Se dio cuenta de que no había forma de que pudiera mantener una relación con alguien así. (ipcdigital)

Publicidad