Dr. Raúl Ortega: No abuse del celular

Dr. Raúl Ortega

Existe el riesgo de que puede causar tumores, infertilidad, etc., lo mejor es tomar precauciones.

Por el Dr. Raúl Ortega (*)

El uso de teléfonos celulares se incrementó de manera exponencial en todo el mundo en la última década, esto trajo una serie de beneficios, pero también muchas dudas e interrogantes referentes a la seguridad de las emisiones de radiofrecuencia (RF) de los teléfonos y sus antenas en la salud de los usuarios y público en general. Este tema no sólo ha producido miles de trabajos de investigación médica, electrónica y científica, sino que ha llevado muchos casos hasta la corte de justicia responsabilizando a los celulares de cáncer, tumores cerebrales, ansiedad, presión alta, pérdida de memoria, irritabilidad, insomnio, caída del cabello, cataratas, fallas en la reproducción, infertilidad masculina, infartos y muerte.

RADIACIÓN

La radiacion electromagnética producida por la telefonía celular (comparable a la generada por los hornos microondas) al estar en contacto con el cuerpo, especialmente la cabeza, hacen que esta radiofrecuencia sea absorbida por el cerebro en ondas que llegan hasta los 2 watts de potencia en los móviles con Sistema Global de Comunicaciones (GSM). La velocidad de absorción de la radiación se mide por la tasa de absorción especifica (SAR) y diferentes países han establecidos límites máximos permitidos, así mientras que en Estados Unidos el límite es de 1.6 W/kg (promedio en 1 gr. de tejido), en Europa se permite un máximo de 2 W/kg (promedio en 10 gr. de tejido corporal). Cada fabricante tiene la obligación de reportar la potencia de las ondas que utiliza en los celulares, así como respetar las disposiciones legales al respecto.

CATARATAS

La radiación electromagnética de los celulares genera calefacción dieléctrica en las células por rotación de las moléculas polares (igual al microondas), y esto genera aumento de temperatura en la zona de la cabeza cercana al celular de hasta una fracción de grado. El organismo humano trata luego de regular la temperatura, pero la córnea no posee este mecanismo y el exceso de calor podría causar cataratas. Experimentos en conejos han demostrado que una exposición de hasta 3 horas a razón SAR de 100 -140 W/kg llevó la temperatura de los lentes a 41ºC y produjo cataratas, pero la dosis SAR que se usa convencionalmente en los celulares es 100 veces menor que la empleada en el estudio.

MEMORIA

Un trabajo de investigación en Israel probó que las ondas de radiofrecuencia de los celulares y el tiempo de exposición en la cabeza afectaba el tiempo y capacidad de respuesta de las personas (memoria), volviéndola más lenta cuando el celular era aplicado en la zona izquierda de la cabeza en personas diestras (de dominancia y escritura con la mano derecha). Estas alteraciones en la memoria podrían explicar las fallas de muchas investigaciones al tratar de detectar y duplicar los efectos de la radiofrecuencia (RF).

REPRODUCCIÓN

Diferentes investigaciones con animales han tratado de demostrar que altas dosis de radiaciones (900 Mhz) durante tiempo continuo (6min x 5 días) afectan la capacidad reproductiva, aunque otros investigadores aumentando la dosis de RF obtuvieron la misma respuesta disminuida, y especulan que sería porque afecta el DNA celular.

Lo que sí se ha podido demostrar en varios trabajos científicos es que la exposición de los espermatozoides humanos a ondas de RF de 1.8 GHz en un SAR de 0.4 – 27 W/kg demostró una relación inversamente proporcional, es decir que mayores dosis de radiación o uso del celular en hombres significó una disminución de la calidad del semen con menor cantidad, movilidad, viabilidad, morfologia y actividad espermática, además de aumento del estrés oxidativo y fragmentación del DNA.

RESPUESTA SEXUAL

Un equipo de investigadores de la Universidad de Tokushima decidió exponer conejos a las ondas de radiofrecuencia al acercar los telefonos celulares (800 Mhz) durante 8 horas diarias y por espacio de 12 semanas a la zona genital. Los resultados mostraron que el grupo expuesto a la RF se cansaba más rápido en los encuentros sexuales que aquellos sin la influencia de los celulares, además, había una menor frecuencia eyaculatoria y respuesta al estímulo sexual. No existió diferencia significativa en los valores hormonales de ambos grupos. Los urólogos han tratado de demostrar en humanos la asociación entre los adelantos tecnológicos y la impotencia, y este estudio en animales podría marcar pautas para más investigación al respecto.

CÁNCER

Son muchísimos los trabajos científicos que tratan de explicar la asociación entre cáncer cerebral y radiofrecuencia, o los efectos de los celulares en los humanos, pero la verdad es que existen aún pocas bases teóricas para demostrar y concluir enfáticamente que los celulares y las antenas con la energía de RF producida puedan tener algún efecto biológico significante. Los estudios epidemiológicos y en animales tampoco son concluyentes y no se ha demostrado que la RF en los rangos usados por los celulares afecte los genes. La OMS se ha pronunciado al respecto basados en las evidencias y ha concluido que es poco probable que las antenas y los celulares sean causal de cáncer u otros efectos en la salud humana. Lo que sí recomienda es que como medida precautoria se disminuya el tiempo de exposición a la radiofrecuencia.

* Ph.D Medicina Reproductiva. 

E-mail: inkamed@yahoo.com

Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


*